Monumento a los Descubrimientos

De aquí partieron grandes exploradores del mundo

Monumento a los Descubrimientos

Monumento a los Descubrimientos

Monumento a los Descubrimientos

Enrique el Navegante

Con 50 metros de altura, el Monumento a los Descubrimientos tiene el formato de una carabela. Es ladeado inferiormente por dos rampas que se unen en la proa y en donde se destaca la figura del Infante D. Enrique. También Fernão de Magalhães, Luís de Camões, Pedro Álvares Cabral y Vasco da Gama son algunas de las 32 figuras que se encuentran a lo largo del monumento. Estas representan un resumen histórico de personalidades directa o indirectamente vinculadas a los descubrimientos.

Cuánto fue creado éste monumento de alta relevancia y expresión, ningún detalle fue dejado al azar. En la parte posterior del Monumento a los Descubrimientos, es posible identificar una espada y el pavimento, a su entrada, ha dibujado una enorme rosa de los vientos y un mapa. En este mapa tienes las rutas de los viajes de los descubrimientos portugueses, inscrito en mármol de varios colores.

Los portugueses desde siempre han estado orgullosos de su historia y en particular de la era de los descubrimientos. Fue desde el estuario del Río Tajo donde partieron las flotas de los grandes navegantes para descubrir el mundo en el siglo XV.

El monumento original fue erigido en 1940 con motivo de la Exposición del Mundo portugués. Fue diseñado por el arquitecto y cineasta Continelli Telmo. Construido en materiales perecederos, fue desmontado tres años más tarde, en 1943.

El actual monumento es una réplica, ya construida en piedra y hormigón, con las figuras esculpidas en calcáreo. Inaugurada el 9 de agosto de 1960 en el marco de las conmemoraciones de los quinientos años de la muerte del Infante D. Henrique, el Navegador, este monumento es uno de los principales puntos de interés de la ciudad de Lisboa.

Ven a descubrir este y  otros tesoros … desde un ángulo nunca visto:

RESERVA AHORA

Share