Inicio » Vistas » Jardín de Río

Jardín de Río

Un espacio amplio y refrescante

Entre el acantilado de Almada y el río Tajo, Jardín de Río es un espacio amplio y refrescante, ideal para un agradable paseo por el muelle de Ginjal, o simplemente para relajarse sobre la hierba junto al Tajo.

Jardín con acantilado al fondo y ascensor panorámico visto desde el río Tajo

Uno de los principales atractivos de Jardín de Río es su ubicación privilegiada, que permite una vista única del río Tajo, el Puente 25 de Abril y la ciudad de Lisboa. Es un espacio amplio y refrescante que permite agradables paseos y momentos de relax en la zona ajardinada. Así, el jardín fue diseñado para ser una extensión de la ciudad de Almada hasta el río Tajo.

La zona ribereña se caracteriza por un camino de piedra que sigue el curso del río y ofrece una vista espectacular de Lisboa. En este espacio es posible sentarse en los bancos y disfrutar del paisaje o incluso pescar en el río. Existe un recorrido que finaliza en un mirador junto a la plaza del Ascensor Panorámico en Boca do Vento.

Fuente construida por el rey D. João V en 1736
Fonte da Pipa, construida en 1736

Jardín de Río se extiende a lo largo del escarpe, desde la Fonte da Pipa, una fuente construida por el rey João V en 1736, hasta las casas de muelle do Ginjal, destacándose como una pequeña joya en la ribera de Almada. Su frondosa vegetación combina a la perfección con la frescura de las aguas, brindando un ambiente de comunión que apacigua los sentidos.

Perspectiva de Jardín de Río y el río Tajo
Jardín de Río se encuentra junto al Tajo

El Museo Naval

También destaca en esta zona el Museo Naval que, desde 1991, ocupa parte de las instalaciones de la extinta Companhia Portuguesa de Pesca (1920-1984). Además, el programa incluye exposiciones temporales y de larga duración, donde se da a conocer la historia y el patrimonio de las empresas de construcción y reparación naval que instalaron sus astilleros y talleres en la comarca, abarcando un período histórico que abarca todo el siglo XX.

Así, los dos restaurantes allí instalados también son lugares muy visitados, tanto por locales como por turistas. De hecho, las vistas que ambos ofrecen y el entorno en el que se insertan, invitan enormemente a disfrutar de la luz de Lisboa y de la espectacular vista sobre el río Tajo y toda la capital portuguesa.

Experiencias relacionadas

"O barco de cada um está dentro de seu próprio peito (Couto, Mia)." Descubra o seu barco e o marinheiro que há em si.
Todas las Experiencias
Ilustración de un velero con el sol en el cielo

¡Ven a descubrir este y otros tesoros… desde un ángulo nunca antes visto, a bordo de un cómodo velero!